viernes, 13 de septiembre de 2013

Coches teledirigidos por cable


Se controlaba con un mando enorme que albergaba en su interior 4 o 6 de pilas de las gordas, que se gastaban en dos veces que lo utilizabas.


El mando tenía un volante, unos pocos botones y un cable que era tan corto que hacía que te tuvieras que desplazar sin alejarte demasiado del coche. 


Aquellos coches teledirigidos de los años 70 y 80 causaron furor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario